Sabes, unas de las frases más comunes que he escuchado entre emprendedores o alguien que está por iniciar un negocio es… “soy terrible para las ventas”.

 

Cada que escucho esa frase mi respuesta siempre es la misma;

“Aprende.”

 

Por alguna razón, la palabra ”ventas” tiene una connotación negativa en la mente de muchas personas. Sin embargo la sociedad en la que vivimos , con sus virtudes y desventajas gira alrededor de ventas. Lo único que va a definir el éxito o fracaso de tu negocio es el número de ventas de tu producto. Aprender a vender será la mayor ventaja competitiva de tu negocio.

 

Comencemos por remover esa connotación negativa asociada con la palabra VENTAS. Vender es simplemente una transacción, el intercambio de una cosa por otra. Actualmente es la transacción de dinero por un producto o servicio.

 

Este tipo de intercambios suceden en todos los aspectos de nuestra vida diaria. Cuando le brindas tu ayuda a alguien estás intercambiando esa ayuda por la sensación de satisfacción que sientes cuando le proporcionas tu ayuda a alguien. O cuando le das un abrazo a tus hijos o papás estás intercambiando amor y apreciación, sin embargo no lo vemos de esa manera.

 

Una vez que entiendas este concepto será más fácil remover todo tipo de negatividad asociada a la ventas.

 

Los 5 tips que estoy por compartir contigo te ayudarán a pulir tu habilidad para vender, mejorando tus posibilidades de éxito en el mundo de los negocios.

 

1. Escucha a tus clientes y sus necesidades.

En base a mi experiencia me he dado cuenta de que al escuchar a tus clientes hace el “vender” mucho más sencillo. Uno de los mitos más comunes cuando se trata de ventas es pensar que para poder ser bueno tienes que hablar hasta pero los codos. Pero no, el secreto está en aprender a escuchar.

 

Cuando se trata de ventas vas a encontrar a dos tipos de personas. El que está listo para hacer la compra y las personas que simplemente están de curiosas y no tienen ni la mas minima intención de comprar algo.

 

El tipo de personas que están dispuestas a comprar son consumidores inteligentes, ellos ya hicieron su tarea e indagaron hasta el cansancio lo que quieren comprar, así que si ellos tienen preguntas sobre tu producto, créeme, ellos te lo harán saber.

 

La clave para poder vender algo es aprender a escuchar, analizar lo que te dicen y utilizar esa información para empatizar con tu cliente entendiendo cuales son sus necesidades y cómo tu producto o servicio va a satisfacer esas necesidades.

 

Les tienes que vender el contraste del antes y el después en sus vidas una vez que tengan tu producto, no el producto.

 

2. Deja de dudar en ti mismo.

Deja de darle razones a la otra persona para que no compren y no confíen en ti. Si tienes que decirte a ti mismo/a que eres le o la mejor representante de ventas que existe en el mundo, hazlo. Tarde o temprano tu mente se la va a creer.

 

Digo, si hay personas que acorde a los estándares de la sociedad no son tan agraciados físicamente o sea están feos, y se creen la última Coca-cola del desierto. Que tu no puedas convencerte a ti mismo/a en algún momento de que eres el o la mejor de todos en el mundo en cuanto a ventas se trata… psssh, por favor!

 

Te digo esto porque si tu no crees que las personas realmente necesitan tu producto o servicio, te puedo asegurar que ellos menos lo van a creer.

 

Puede que tengas miedo o que pienses que no tienes lo que se necesita para poder ser un buen comerciante y poder cerrar la venta, pero no olvides que nadie sabe lo que está cruzando por tu mente.

 

Cuando comienzas a creer en ti, tu confianza emite energía la cual puede ser percibida por la gente a tu alrededor y esa confianza te va ayudar a vender como un pro.

 

 

3. Nunca vendas algo en lo que no creas.

Si vender algo que amas se te complica, vender algo que ni siquiera tu usarías es una locura. Especialmente si no tienes la experiencia necesaria.

Hoy en día la gente puede percibir la autenticidad de otra persona con mucha facilidad y esto es un factor decisivo a la hora de vender algo por que si ellos perciben tu falta de autenticidad al hablarles sobre tu producto te puedes olvidar de cerrar el trato.

 

4. Crea una relación con la otra persona antes de hacer la venta.

Recuerda que escuchar a tu cliente es lo más importante, analiza cuáles son sus intenciones, entiende por qué querrían comprar tu producto y construye tu propuesta de venta alrededor de esa razón.

 

Así que escucha lo que tu cliente quiere. Analiza lo que te dice para encontrar el por qué de lo que quiere. Y una vez que lo hayas identificado, crea una propuesta de venta orgánica, auténtica, y humana alrededor del por qué de tu cliente.

5. Si lo que estás haciendo no funciona haz algo diferente.

Si  no eres nuevo/a en el mundo de los negocios y todo lo que has intentado no ha funcionado, entonces es tiempo de reevaluar todo lo que has intentado y descubrir en qué estás fallando.

 

 

¿Realmente entiendes a tu cliente? ¿Acaso estás utilizando el lenguaje adecuado? ¿Estas invirtiendo el dinero necesario en mercadotecnia? Toma acción antes de que drenes por completo el capital de tu negocio.

 

Espero que estos tips te sean de ayuda –se que las “ventas” pueden ser un poco intimidantes y frustrantes al principio. Pero con el tiempo desarrollarás el músculo de las “ventas” y se convertirá en tu segunda naturaleza. La practica hace al maestro.

Si disfrutaste mi artículo, significaría mucho para mí que lo compartas.

 ¿Te gusto este artículo?