La receta secreta para construir el negocio perfecto es un concepto abstracto y engañoso en el mundo del emprendimiento. Y siendo 100% honesto, no existe. Pero voy a compartir 3 cosas que deberías de considerar cuando inicies tu negocio, te ahorrarán cientos de miles de dólares.

 

1. Dale prioridad a las personas que realmente importan.

Considera a todas las personas que están directamente involucradas con tu negocio. Por lo general esas personas son tus socios, inversionistas, empleados, clientes y tus proveedores.

 

Muchos empresarios nunca se enfocan en la cultura de su negocio. Cuando hablo de cultura; me refiero a la vibra que fluye entre todas las personas que trabajan en tu negocio. En la Universidad nos enseñan a enfocarnos principalmente en nuestros clientes y nuestros inversionistas; pero casi nunca hablamos sobre las personas que trabajan para nosotros.

 

No me malinterpretes, tus inversionistas (si es que aplica en tu situación) y tus clientes son importantes. Pero tienes que enfocarte aún más en las personas que trabajan en tu negocio.

 

Si eres capaz de tomar unos minutos de tu tiempo para saber cómo están, que les preocupa, o como es que puedes aportar más valor y alinear sus metas con las tuyas y las de tu negocio; los resultados serán exponenciales. Recuerda que por lo general pasamos más tiempo con las personas con las que trabajamos que con nuestros seres queridos.

 

Si puedes crear un ambiente donde ellos se sientan seguros y aceptados, ellos daran el 100% de su energía a tu negocio; en lugar de solo hacer lo necesario para que no los despidas.

 

Las personas que trabajan para ti tienen acceso directo a tu mayor inversionista, tus clientes. Los cuales tienen tu futuro en sus manos, y la habilidad de adaptar cualquier producto o servicio que les propongas.

 

En la escuela de negocios estudiamos escenarios de compañías las cuales lanzan productos y servicios nuevos solo para darse cuenta de tres cosas: Uno, de que no hay necesidad de ese producto o servicio en el mercado; dos, las necesidades de sus clientes han cambiado; y por último, que su producto / servicio simplemente no tiene una propuesta de valor única, al carecer beneficios que realmente hagan un contraste en la vida de sus clientes. Cuando te enfocas en tu personal y tus clientes en lugar de satisfacer las necesidades de tus inversionistas (si aplica), vas a ganar a largo plazo.

2. Enfócate y manda a la chingada todo lo demás.

No nos hagamos tontos –el mundo en el que vivimos no es perfecto. Consumidores en diferentes industrias y alrededor del mundo tienen necesidades diferentes. Creando un trampa muy peligrosa donde hay demasiados empresarios intentando satisfacer todas esas necesidades al mismo tiempo.

 

Por favor. No seas de ese tipo de empresario. No intentes hacer muchas cosas al mismo tiempo. Concentrate.

 

Elige el nicho que será el hogar de tu negocio por los próximos 10 años. Decide si quieres crear un producto o un servicio; y enfócate en encontrar a tu cliente ideal. Y solo lograras hacerlo solucionando una de sus necesidades o problemas a la vez. Cuando lo hayas hecho; gradualmente puedes ir expandiendo tu negocio, no antes.

 

Ve el emprendimiento como un juego de estrategia a largo plazo. Cuando te enfocas en solucionar un problema o una necesidad de tus clientes a la vez, poco a poco creas credibilidad con tus clientes. Los cuales sabrán que si pudiste proporcionarles valor al resolver un problema que tenían anteriormente –lo puedes hacer de nuevo, una y otra vez, con cada uno de tus próximos productos o servicios.

3. Aprende la importancia de ser autodidacta.

En un negocio / startup la estructura típica del negocio consiste en utilizar tus propios recursos y reinvertirlos (el termino anglosajon utilizado para describir esta estrategia es ‘Bootstrap’). Donde tu capital es limitado y como empresario tienes que utilizar cada uno de los recursos que tengas disponibles.

 

Eso te convierte a ti el empresario, en la herramienta mas importante de tu negocio. El aprender habilidades nuevas te da una ventaja competitiva que muchos no tendrán.

 

Lee todos los libros que puedas leer, toma todos los cursos y capacitaciones que puedas tomar, ve a conferencias, relaciónate con personas que reten tus creenciasy tu forma de pensar, y pon todo lo que aprendas en práctica.

 

Por ejemplo, aprender sobre marketing digital puede sonar tedioso, puede que hasta suene demasiado complicado y el tipo de cosa que solo un experto puede entender. Sin embargo, no lo es. Cualquier tipo de habilidad puede ser adquirida solo con un poco de práctica.

 

Retarte a ti mismo, a aprender habilidades nuevas. Ser perseverante es una gran habilidad, y la vas a necesitar si realmente quieres crear algo que realmente importe.

 

Hay mucha información gratuita en internet y herramientas que son relativamente baratas; que puedes utilizar antes de gastar miles de dólares contratando a un “experto”. Toda la información que necesitas para iniciar y para crecer tu negocio está en libros e internet. Toma el control de tu educación y controlarás tu vida, y tus resultados profesionales.

 

 

Si disfrutaste mi artículo, significaría mucho para mí que lo compartas.

 ¿Te gusto este artículo?